¿Qué significa que un poco de levadura fermenta toda la masa (Gálatas 5:9)?

¿Qué significa que un poco de levadura fermenta toda la masa (Gálatas 5:9)? Respuesta



Un poco de levadura fermenta toda la masa es una metáfora que el apóstol Pablo usa para comparar los efectos de la falsa enseñanza en la iglesia con los resultados de la levadura en la masa de pan (Gálatas 5:9). Así como una pequeña cantidad de levadura hará crecer toda una hogaza de pan, un poco de enseñanza legalista se propagará rápidamente, infiltrándose en los corazones y las mentes de los creyentes individuales hasta que toda la iglesia esté contaminada.



La levadura es cualquier sustancia (como la levadura) utilizada para producir la fermentación en la masa. Es el ingrediente principal que hace que el pan suba en la preparación para hornear. La masa entera en Gálatas 5:9 se refiere a una tanda entera de masa y en la analogía de Pablo denota a toda la congregación de creyentes.





En Gálatas 5:1–6, Pablo enfatiza que Cristo, por la gracia de Dios y mediante la obra interna del Espíritu Santo, ha liberado a los creyentes de la esclavitud del control externo de la ley. Luego comienza a enumerar las consecuencias destructivas de regresar a una esclavitud legalista a la ley. Un resultado adverso es el crecimiento espiritual atrofiado: estabas corriendo bien. ¿Quién os impidió obedecer la verdad? Esta persuasión no es de aquel que os llama. Un poco de levadura fermenta toda la masa. Confío en el Señor que no tendréis otra opinión, y el que os inquieta llevará la pena, quienquiera que sea (Gálatas 5:7–10, NVI).



Empleando una de sus comparaciones favoritas, Pablo compara la vida cristiana con una carrera. Los gálatas estaban sobresaliendo en la carrera hasta que los falsos maestros intervinieron en su maratón espiritual. Establecieron obstáculos de legalismo, confundiendo a los creyentes y obstaculizando su desarrollo espiritual. Los gálatas que tropezaban habían dejado de obedecer la verdad porque la influencia de las malas compañías corrompió su buen carácter (1 Corintios 15:33).



Luego, Pablo inicia su comparación con la levadura, enfatizando que un poco de legalismo en la iglesia, como la levadura en una masa, es muy útil. La levadura aquí simboliza la enseñanza incorrecta que destruye la verdadera libertad cristiana. Pablo comunica rápidamente su confianza en el Señor para mantener a los gálatas en el camino de la verdad y advierte que Dios juzgará a los falsos maestros que los habían estado engañando.



Pablo usa esta misma metáfora de la levadura con la iglesia en Corinto: Tu jactancia no es buena. ¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa? Limpiad la levadura vieja para que seáis masa nueva, como en verdad sois sin levadura. Porque Cristo, nuestro cordero pascual, ha sido sacrificado (1 Corintios 5:6–7, NVI).

Aquí, la levadura representa el pecado, y precisamente el pecado del orgullo (1 Corintios 5:2). Pablo quiere proteger a la iglesia de las desastrosas consecuencias de la corrupción moral. Su actitud arrogante de tolerar un pecado atroz en la iglesia representaba una grave amenaza. Permitir que un creyente continúe sin control en una transgresión flagrante tendría un impacto devastador en toda la iglesia. Pablo pregunta: ¿No te das cuenta de que este pecado es como un poco de levadura que se esparce por toda la masa? (1 Corintios 5:6, NTV).

Pablo es inflexible. La iglesia debe lidiar con el pecado de la persona. El pecado de un solo miembro afecta a todo el cuerpo porque todos somos partes colectivas de un todo (1 Corintios 12:12–26). La iglesia debe sanar, restaurar y conservar el cuerpo como una comunidad pura y moral de creyentes porque vive, se mueve y tiene su ser en Cristo (Hechos 17:28; Romanos 12:5). Pablo explica: Entonces serás como masa fresca hecha sin levadura, que es lo que realmente eres (1 Corintios 5:7, NTV).

La metáfora de Pablo de un poco de levadura fermenta toda la masa tiene sus raíces en el significado del sacrificio de Cristo y está directamente relacionado con la Pascua. Pablo concluye: Porque Cristo, nuestro cordero pascual, ha sido sacrificado (1 Corintios 5:7). Jesús es nuestro Cordero Pascual de Dios (Juan 1:29; Apocalipsis 13:8). Cuando Cristo murió en la cruz, Su sangre se derramó para protegernos de la ira de Dios, así como la sangre derramada sobre los marcos de las puertas de las casas de los hebreos los protegió en Egipto (Éxodo 12:7).

Como parte de la conmemoración de la Pascua, a los antiguos israelitas se les prohibía hornear o comer pan con levadura o incluso tener levadura en sus hogares. Esta tradición se observó en recuerdo del éxodo apresurado de Israel de Egipto, que no dio tiempo para preparar pan con levadura (Éxodo 12:33–34, 39). Sabiendo que Cristo es nuestra Pascua, Pablo insta a los creyentes a recordar Su sacrificio quitando la vieja levadura del pecado de nuestras vidas individuales y de nuestras congregaciones.

Jesús también usó la palabra levadura para describir las enseñanzas corruptas de los saduceos y fariseos (Mateo 16:6, 11–12) y Herodes (Marcos 8:15). Como la levadura que se abre paso a través de la masa, extendiéndose hasta que sus efectos se manifiestan en toda la masa, Jesús advirtió que las ideas de Herodes y los líderes religiosos estaban impregnando constantemente el pensamiento de la gente. Incluso un poco de levadura fermenta toda la masa de la misma manera que un poco de pecado, o solo una pequeña cantidad de enseñanza dañina, tiene una influencia corruptora generalizada en las mentes y los corazones de las personas.

Sólo una vez en el Nuevo Testamento se usa la levadura como una metáfora positiva. Jesús dijo: El reino de los cielos es como la levadura (Mateo 13:33, NVI; Lucas 13:20–21) para ilustrar la influencia cada vez mayor y omnipresente del reino de Dios en el mundo.



Top